Aniversario luctuoso del general Álvaro Obregón

La Revolución Mexicana tiene como uno de sus componentes principales la participación de caudillos; figuras reconocidas por su poder regional en el plano político, económico y militar. Con motivo de la efeméride del día de hoy recordaremos a uno de estos caudillos; líder militar sonorense que llegó a ocupar la presidencia del país. Se trata del general Álvaro Obregón, nacido en 1880 en Sonora.

                  Con el levantamiento de Francisco I. Madero, Obregón se adhirió a su causa llegando así a tomar la presidencia municipal de Huatabampo en su natal Sonora en 1911. Tras la muerte de Madero, a Álvaro Obregón se unió al ejército constitucionalista liderado por Venustiano Carranza. Luego de sus victorias militares contra Pascual Orozco, el agricultor sonorense ganó fama como uno de los generales más brillantes del constitucionalismo. Logró dominar los estados de Sonora y Sinaloa. Su reconocimiento como caudillo fue creciendo al asesinar a Emiliano Zapata y Francisco Villa, figurando como uno de los máximos representantes de la Revolución. Con la muerte de Carraza, las elecciones presidenciales realizadas en 1920 tuvieron como ganador a Obregón por el periodo de 1920-1924. Al ganar las elecciones nuevamente en 1928, Obregón se hizo de enemigos directos, entre ellos León Toral quién lo asesinó en el Restaurante “La Bombilla” en la ciudad de México.

                  En el Fondo Guadalupe Zuno Hernández del Archivo Histórico de la Universidad de Guadalajara, se cuenta con documentos testimoniales del periodo presidencial de Obregón (1920-1924), periodo en el que Zuno se encontraba como gobernador del estado de Jalisco. Es en este lapso que la comunicación entre ambos personajes es mayor, razón por la cual su correspondencia es tan rica histórica y documentalmente. Como ejemplo estas dos cartas que adjuntamos en la efeméride; la primera de ellas del 18 de mayo de 1923 en donde se dan conocer una serie de conflictos laborales de la Compañía Industrial Manufacturera Rio Grande. La siguiente carta, toca un tema más personal pues Guadalupe Zuno invita al presidente Obregón a apadrinar a su hija, petición a la que el presidente accede. Estos documentos confirman la riqueza con la que cuenta el acervo y las amplias posibilidades de investigación en cualquiera de sus fondos.

Referencias

  • Carta de Álvaro Obregón a Guadalupe Zuno 18 de Mayo de 1923, AHUG, Fondo José Guadalupe Zuno Hernández, Caja 17, Exp. 32.
  • Carta de Álvaro Obregón a Guadalupe Zuno 10 de noviembre de 1923, AHUG, Fondo José Guadalupe Zuno Hernández, Caja 17, Exp. 32.