Auditorio

Historia

Este espacio era utilizado como cochera. Durante muchos años aquí se guardó aquel enorme Cadillac, único carro que poseían Don Guadalupe y su familia.

Posteriormente, una vez donada la casa, se modificó su uso, habilitándose como auditorio de usos múltiples con capacidad para sesenta personas, el cual cuenta con clima artificial, equipo de sonido, proyector y pantalla retráctil.

 

Materiales y estructura:
 

Se diseñó en forma simétrica. Tiene una amplia puerta de madera, flanqueada por dos anchos paramentos que en sus extremos tienen pilastras ornamentadas con tableros lisos, bases inferiores con molduras mixtilíneas, capiteles y entablamentos toscanos. En el eje axial de la fachada se eleva una cornisa mixtilínea y debajo de ella se localiza una hornacina con repisa a la que le sirve de ornamento una angosta guardamalleta