Efemérides

 

 

Constituyentes de Jalisco en 1917.

La participación de Jalisco en la vida política mexicana, ha sido un referente obligado en la historia nacional, y aún más en materia legislativa. La temprana declaración de Jalisco como Estado Libre y Soberano en 1823, abriría el camino de liderazgo y diálogo republicano y federal en el país. Inmediatamente después de la caída del Imperio de Agustín de Iturbide, líderes y representantes jaliscienses se aprestaron a formular la primera constitución local. El 18 de noviembre de 1924 se promulgó la primera constitución del estado compuesta por 272 artículos, bajo el mando del Gobernador don Juan Nepomuceno Cumplido. Éste sería el inicio de una trayectoria nutrida de políticos locales en la legislación nacional durante el siglo XIX y XX. Con la redacción de la Constitución de 1917, Jalisco alistaría su nueva legislación local; bajo la dirección del Gobernador Manuel M. Diéguez, el 8 de julio de 1919 Jalisco firmó la nueva Constitución Política del Estado, ajustando sus contenidos a la carta federal.

Rememorando el centenario de la promulgación de la Constitución de 1917, vale la pena traer a la palestra la participación de los diputados jaliscienses en la constituyente de la revolución mexicana. A continuación presentamos una selección de personajes y documentos varios, de aquellos diputados que en 1917 tuvieron una tarea activa en la redacción de la Carta Magna y que, debido a su trayectoria académica y política en la Universidad de Guadalajara y en la administración pública de Jalisco, se tiene resguardo en los fondos documentales que alberga el Archivo Histórico de la Universidad de Guadalajara.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ignacio Ramos Praslow

Nació en Culiacán, Sinaloa, el 1º de febrero de 1885. Fue fundador de la “Liga de Clases Productoras”; colaboró en los periódicos revolucionarios “1810”, de Monterrey, Nuevo León, en “El Siglo XX” y “Jalisco Nuevo”, de Guadalajara, Jalisco. Propagandista y orador del maderismo.

Fue diputado constituyente, represento al distrito 13 de Jalisco; asistió a pocas sesiones por haber estado desempeñando el cargo de Subsecretario de Justicia. En 1920, fue hecho gobernador preconstitucional de Jalisco, por nombramiento de Adolfo de la Huerta.

Expediente Ignacio Ramírez Praslow, AHUDG,

Fondo Instituciones Educativas de Jalisco, Exp. 844, Fojas 51-54.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Gaspar Bolaños

Nació en Morelia, Michoacán, el 1º de enero de 1884; prestó sus servicios a la Revolución desde septiembre de 1914; fue jefe de la Segunda Sección de la Secretaría de Gobernación. El siguiente pensamiento que él pronunció es una de las grandes verdades revolucionarias: “Los gobernantes que no escuchan la voz de los pueblos, oirán algún día la voz de los cañones, pues los pueblos razonan, después impelen”. Falleció el 26 de febrero de 1931, en México, D.F.

Expediente Gaspar Bolaños, AHUDG,

Fondo Instituciones Educativas de Jalisco, Exp. 6824, Fojas 220-223.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Manuel Dávalos Ornelas

Nació en la ciudad de San Juan de los Lagos, Jalisco, el 19 de enero de 1879. Terminados sus estudios primarios en su ciudad natal, pasó a la ciudad de Guadalajara para hacer su carrera de maestro normalista, en la cual destacó como uno de los mejores educadores que tuvo el Estado en los primeros años del presente siglo.

Pero no sólo en su Estado natal ejerció su profesión, pasó a Michoacán y en la ciudad de Morelia fue Director del Instituto Científico, que fue uno de los primeros planteles en los que se inició el Sistema Moderno de Enseñanza.

Vuelto a la ciudad de Guadalajara, y después de los asesinatos de los señores Maderos y Pino Suárez, se unió a los grupos revolucionarios, hasta conseguir el triunfo por medio de las armas.

Fungía como Director de una escuela en Tlaquepaque, cuando el pueblo lo eligió su representante al Congreso Constituyente de Querétaro.

Terminada su misión en ese Congreso, se retiró para seguir ejerciendo su profesión de maestro, hasta su muerte, acaecida el 21 de abril de 1939.

Expediente Manuel Dávalos Ornelas, AHUDG,

Fondo Instituciones Educativas de Jalisco, Exp. 7869, Fojas 10-11.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Paulino Machorro y Narváez

Nació en Durango, el 14 de septiembre de 1887. Se tituló como abogado por la Escuela de Jurisprudencia del Estado de Jalisco, el 25 de mayo de 1901.

Entre los cargos que desempeñó, se encuentran: agente del Ministerio Público en Teocaltiche, Jalisco y juez, en Aguascalientes. En este último estado, fundó con un grupo de intelectuales el periódico “Revista del Centro”. En 1911 se afilió al Partido Liberal Jalisciense ganando las elecciones municipales de la misma ciudad.

Además, durante el gobierno del general Manuel M. Diéguez tuvo a su cargo la sección editorial del “Boletín Militar”, periódico semioficial y, escribió en “Jalisco Libre” una serie de artículos sobre la división de la propiedad agraria.

En 1915 acompañó a Adolfo de la Huerta para establecer las oficinas de gobierno, definitivamente recuperadas por el constitucionalismo y, en septiembre de ese mismo año, al reorganizarse la administración de justicia, fue designado procurador de justicia del Distrito y Territorios Federales, cargo del que se separó temporalmente en 1916 para asistir al Congreso Constituyente de Querétaro, en representación del 18 distrito electoral de Jalisco. En dicho Congreso fungió como presidente de la 2ª Comisión de Constitución.

Terminado el Congreso, regresó a la Procuraduría de Justicia, además se desempeñó como: oficial mayor de la Secretaría de Gobernación; diputado al Congreso de la Unión en la XVIII Legislatura; presidente del Jurado de Infracciones Fiscales de la Secretaría de Hacienda; ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, entre otras.

Falleció el 11 de marzo  de 1957, sus restos se encuentran en el Lote de los Constituyentes.

Expediente Paulino Machorro y Narváez, AHUDG,

Exp. 8656, Fojas 64-70.

Exp. 8656, Fojas 64-70.

Fondo Instituciones Educativas de Jalisco, Exp. 8656, Fojas 64-70.

 

 

Fuentes

AHUG, Fondo Instituciones Educativas de Jalisco.

Romero Flores, Jesús, Historia del Congreso Constituyente 1916-1917, México, SEP, IIJ-UNAM e INEHRM, 2014.

http://constitucion1917.gob.mx/

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

,

Este próximo 14 de febrero se festejan 475 años de la fundación de Guadalajara. Una fundación, por cierto, bastante accidentada. Recordemos los intentos fallidos por establecer la ciudad y las complicaciones geográficas y sociales que Nochistlán (municipio de Zacatecas), Tonalá y Tlacotán (actual municipio de Ixtlahuacán del Río) presentaron para el grupo de españoles comandados por Nuño Beltrán de Guzmán y Cristóbal de Oñate.

Apenas 20 años después de la conquista definitiva de la ciudad de México Tenochtitlán, el ejército ibérico buscaba consolidar su permanencia en el territorio occidental de la entonces Nueva España. Luego de este escarpado recorrido se decidió finalmente establecer la nueva ciudad en lo que sería el Valle de Atemajac en 1542, la actual Guadalajara. Poco tiempo después se le designaría como capital de la Nueva Galicia y se trasladarían también los poderes eclesiásticos y el obispado.

Año tras año, recordamos este hecho a través de celebraciones, conferencias, foros y demás actos públicos que traen al presente el génesis de los tapatíos. Como parte de la memoria documental generada en 1942, año del IV Centenario de la fundación de la ciudad, la Universidad de Guadalajara se hizo participé de varias de las festividades y eventos ocurridos alrededor de este hecho. A continuación presentamos un par de documentos que atestiguan parte de las celebraciones en las que colaboró la máxima casa de estudios de Jalisco.

El primero de ellos consiste en un discurso pronunciado por el General Leobardo Ruiz, que en representación del Secretario de la Defensa Nacional, dirige con motivo de la fundación de la ciudad. El siguiente documento atestigua la formación del Comité Central de Festejos Pro IV Centenario de la Fundación de Guadalajara, conformado específicamente para coordinar las distintas actividades que se realizarían alrededor de esta fecha emblemática. Ambos documentos, signan la participación de directivos, docentes y alumnos de la Universidad de Guadalajara dentro de los diferentes actos públicos realizados en 1942.