Efemérides Aniversario del nacimiento de José María Arreola

El proyecto de la fundación de la Universidad de Guadalajara en 1925, a pesar de tener un peso unipersonal importante en la figura de José Guadalupe Zuno, tuvo detrás de sí una serie de personajes intelectuales y científicos quienes contribuyeron a dar forma al modelo educativo. Entre ellos destaca el sacerdote del sur de Jalisco, José María Arreola. Nació en Zapotlán el Grande (Ciudad Guzmán), el 3 de septiembre de 1870. Estudió en el Seminario Auxiliar de su ciudad natal, donde a los 17 años ya era profesor de la Primaria anexa al Seminario y posteriormente, director. A fines de 1892, teniendo como alumno a Severo Díaz Galindo, estableció en el Seminario de Zapotlán una estación meteorológica. Se ordenó sacerdote en Guadalajara el 3 de diciembre de 1893. Impartió diversas asignaturas en la Escuela Libre de Ingenieros y en el Seminario del Señor San José, donde también fundó y dirigió los Observatorios de Meteorología y Astronomía.

En 1917 se trasladó a la ciudad de México y en junio de ese mismo año fue nombrado filólogo de Lenguas Indígenas de la Dirección de Estudios Arqueológicos y Etnográficos de la Secretaría de Agricultura y Fomento. Desde el 12 de octubre de 1925, impartió de manera ininterrumpida diversas cátedras como: Mineralogía, Geología, Física, Química, y Meteorología, entre otras. Se desempeñó también como paleógrafo de la Biblioteca Pública y ayudante del Instituto de Astronomía y Meteorología de la Universidad. Son notables los registros diarios que llevó sobre el comportamiento del volcán El Colima. Formó una biblioteca y una colección de arqueología que cedió a la Universidad de Guadalajara. Murió en Guadalajara el 28 de noviembre de 1961.

Dentro del Fondo José Guadalupe Zuno Hernández del Archivo Histórico de la Universidad de Guadalajara, contamos con un documento que da testimonio del interés de José María Arreola por participar en los proyectos educativos durante el gobierno de Zuno. La carta que se presenta a continuación expresa el perfil científico y docente del sacerdote y su apertura al participar en instituciones de educación superior públicas, específicamente la Universidad de Guadalajara. Acciones como estas resaltan aún más la figura Arreola en un periodo de conflicto entre las instituciones religiosas y del estado.

 

Referencias

Carta de José María Arreola a José Guadalupe Zuno, AHUG, Fondo José Guadalupe Zuno Hernández, Sección Correspondencia, Caja 7, Exp. 87.

También los invitamos a visitar la exposición virtual "Fundadores de la Universidad de Guadalajara" en la que se incluye una sección sobre éste notable personaje. http://www.patrimonio.udg.mx/1925-fundadores-universidad-de-guadalajara