Modelo educativo socialista

 
 
 
Las transformaciones producto de la Revolución Mexicana permearon varios campos de la vida pública. Uno de ellos, quizá el más importante en los primeros gobiernos postrevolucionarios, se llevó cabo en la Educación. Hacia 1934 el artículo tercero tuvo una de las reformas más sustanciales y discutidas, fue en el gobierno de Abelardo Rodríguez y posteriormente en el periodo de Lázaro Cárdenas (1934-1940), que se estableció como matriz el modelo educativo socialista el cual consistía en construir una escuela racionalista inspirada en las ideas de la Revolución Mexicana. El nuevo modelo causó  revuelo y contradicciones entre los diferentes niveles educativos y segmentos sociales. La postura del gobierno Cardenista privilegió y apoyó a aquellas universidades que asumieron las reformas y adoptaron el socialismo dentro de su proyecto educativo; tal es el caso de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo y la Universidad de Guadalajara.